TE ESPERO EN EL NUEVO BLOG... LITUMA EN LOS ANDES -->

AVISO A LOS VISITANTES

TE ESPERO EN EL NUEVO BLOG...LITUMA EN LOS ANDES -->

martes, 1 de abril de 2008

Entrada doméstica (1 de 2): 50 años desde la primera fregona.

Estaba hoy recogiendo un poco la casa antes de marcharme para la biblio cuando, de repente, sentí un estremecimiento mientras blandía el palo de la fregona...si, lo confieso, soy un auténtico hincha de la fregona a la par que repudio el escobón o escoba, y es que siempre pensé que el agua, disolvente universal, cumple los requisitos de un verdadero elemento purificador. En cambio, no entiendo las supuestas virtudes de la aérea escoba: siempre he creído que usándola, lo más que se consigue es trasladar polvo de un sitio a otro.
En fín, la respuestas a mis sensaciones parafísicas se encontraban al final del palo, en ese elemento limpiador y capilar que hoy cumple 50 años...todo ocurrió asi:

"
El año 1.956, Emilio Bellvis trabajaba en la Base Aérea de Valenzuela como responsable de las secciones en los talleres generales de reparación y mantenimiento de aviones.

Allí conoce y establece unos fuertes lazos de amistad con el Capitán, Manuel Jalón, el cual al realizar un curso en los Estados Unidos observa como friegan los suelos con un cubo con rodillos y una mopa plana.

Al volver a España, esta idea se la transmite a su amigo Emilio, dándose cuenta de la situación de por aquel entonces donde en todos los sitios se fregaba de rodillas.

En aquellos tiempos, la familia Bellvis disponía de una tienda de recambios de automóviles en la C/ Capitán Portoles de Zaragoza, y es allí, en la trastienda, aprovechando los tornos y bancos de trabajo de que se disponían donde comienzan a fabricar los primeros equipos, decidiendo fundar la empresa Rodex, nombre proveniente por el cubo de rodillos...

Estos equipos tenían una serie de inconvenientes; al ser una mopa plana, los flecos se rompían y los muelles de los rodillos fallaban. Al estar escurriendo, había que estar haciendo equilibrio y los golpes en los tobillos eran frecuentes, todo ello producía un escurrido bastante limitado. Esto, a Emilio Bellvis, le quitaba el sueño, no paraba de pensar, y su inquietud era constante, tal es así que muchas noches se despertaba y tenia la costumbre de comentar con su esposa lo que le venia a la cabeza. Una de esas noches se despertó y le dijo a su esposa Gloria: “Me parece que tengo la solución y el sistema para el friegasuelos”, un embudo troncocónico con resaltes y perforaciones en su superficie, estrecho por debajo y ancho por arriba, y el mecanismo de escurrido mediante retorcido con escoba redonda"...se había inventado así el primer frega-suelos de embudo.
Más sobre este invento universal español AQUÍ y AQUÍ.

4 comentarios:

Bender dijo...

Buen invento, aunque sigo pensando que a veces para la casa es algo guarro. Después de fregar... ¿has pasado un paño por el suelo como hacen los japos?

Es cuando te das cuenta de que, al igual que la escoba, la fregona no recoge del todo las cosas.

Bueno, esto lo digo en plan tiquismiquis aséptico en plan Michael Jackson XD.

Miski dijo...

Jod...me jorobaste mi aséptica concepción fregonil.
Saluda a Quaid de mi parte.

Kikus dijo...

Curiosa historia para uno de los inventos más útiles de la humanidad.

Me ha gustado tu blog. Te seguiré leyendo!
Saludos desde Kikades

Bender dijo...

Le saludaré de tu parte, es que ahora está de mudanza y por lo tanto, su línea de teléfono también.